Mantenimiento de parrilas

ADVERTENCIA:
Antes de realizar limpieza o mantenimiento hay que desconectar la alimentación eléctrica.

Superficies de acero destinado (cada día):

  • Limpiar las superficies de acero. Cuando la suciedad es reciente se elimina con facilidad.
  • Eliminar grasa y residuos de las superficies de acero cuando se hayan enfriado. Utilizar un paño/esponja y detergente.

  • Aclarar y secar bien con papel

  • Si la suciedad se ha incrustado, hay que pasar un paño/esponja y aclarar varias veces. El frotamiento circular y las partículas depositadas en el paño/esponja pueden rayar el satinado.
  • Los objetos de hierro pueden dañar el acero. Las superficies dañadas se ensucian más y están más expuestas a la corrosión.
  • Volver a satinar si es necesario.

Superficies ennegrecidas por el calor (cuando sea necesario):

La exposición a altas temperaturas producen oscureces que pueden eliminarse siguiendo las instrucciones del apartado anterior.

Superficies de hierro dulce o fundación (cada día):

Quitar la suciedad con un paño húmedo y detergente desengrasante, en caso de incrustaciones. Poner en marcha el equipo para secar la superficie rápidamente. Lubricarla con una fina capa de aceite alimentario. Si el equipo es eléctrico, el agua no debe infiltrarse entre los componentes, para evitar cortocircuitos.

Recipientes y cajones de recogida (varias veces al día):

Quitar grasa, residuos, etc. de los recipientes, cajones y contenedores de recogida. Limpiarlos al final de la jornada. Vaciarlos cada vez que se llenen.

 
 

Modelos de gas

Limpieza del quemador y la parrilla

  • Quitar la parrilla de cocción y el lateral de protección (levantarlo).
  • Desmontar los perfiles levantándolos ligeramente por detrás y extraerlos de los pernos de guía delanteros.
  • Limpiar el quemador por la zona de la llama y, luego, las ranuras de la protección.
  • Eliminar el polvo e incrustaciones sin agrandar los orificios de salida de la llama. 
  • Limpiar las aletas de la cámara de combustión que recogen las grasas hacia el cajón con un rascador u otra herramienta similar y repasarlo con un paño húmedo.
  • Durante esta operación, prestar atención en no dañar el grupo de encendido piloto.
  • Montar el perfil controlando que los dos pernos anteriores se introduzcan correctamente en sus alojamientos.

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *